Tags

No existe una varita mágica que nos proporcione una clase brillante, pero sí herramientas y recursos en los que apoyarnos para ofrecer a nuestros alumnos clases memorables. En esta ocasión nos preguntamos si podríamos trabajar sinérgicamente en clase de lenguas con el audiovisual, la música y las emociones. La respuesta es sí, concretamente a través del vídeo musical, tal y como propone el artículo recién publicado Videoclip y Emociones en el Aprendizaje de Español como Lengua Extranjera (Sánchez-Vizcaíno y Fonseca: 2019).

El videoclip se nos presenta entonces como un instrumento pedagógico idóneo para los jóvenes actuales herederos de la cultura de la inmediatez (Berk, 2008: 48), permitiéndoles aprender de forma ubicua. Además, nos brinda la oportunidad de conectar el aprendizaje del aula con la vida real de los estudiantes, en sintonía con las últimas tendencias en educación (Ferguson et al., 2019; Jenkins, Itō y Boyd, 2015). Igualmente, permite aflorar emociones en aquél que se expone al mismo (Vernallis, 2008); y ya conocemos las ventajas de enlazar emoción y cognición para que el aprendizaje sea significativo (Mora, 2014).

lenovo-<br />
       2477262_1920

El estudio exploratorio que exponemos se basó, entre otros, en un programa de intervención para trabajar el ámbito emocional a partir del videoclip con alumnado universitario de ELE. De esta forma se diseñó una secuencia didáctica con actividades para realizar antes, durante y después del visionado, como proponen Goldstein y Driver (2015). Las actividades previas a la visualización del vídeo servían para activar el léxico e introducir el mundo de las emociones en clase. La tarea principal realizada durante el visionado consistía en una parrilla de análisis, en forma de mapa mental, elaborada principalmente siguiendo las pautas de análisis del relato audiovisual de Ferrés (2014), quien combina datos de neurociencias, educación y comunicación para analizar un texto audiovisual partiendo de lo emocional. La secuencia didáctica concluía con una actividad que invitaba a la reflexión crítica acerca del videoclip analizado. Por último, y con el propósito de extraer información sobre el estado afectivo del alumnado tras las tareas propuestas, se distribuyó el cuestionario de emociones en el aprendizaje de lenguas de Dewaele y MacIntyre (2014).

Los resultados obtenidos ponen de manifiesto la estrecha relación entre la tecnología y los jóvenes tanto a nivel personal como educativo. No obstante, preferían el aprendizaje cara a cara antes que la modalidad online. Asimismo, el alumnado universitario participante en el estudio consumía vídeos musicales para aprender español y aceptaría positivamente su uso en clase. Además, el trabajo con el videoclip y el mundo emocional provocó principalmente emociones y reacciones positivas entre los mismos. Tenemos ante nosotros una nueva herramienta original con la que podemos conseguir que nuestros alumnos sientan, disfruten, se interesen por la lengua y, por lo tanto, aprendan. ¿A qué esperamos?

Sánchez-Vizcaíno, M.C. y Fonseca Mora, M.C. (2019). Videoclip y Emociones en el Aprendizaje de Español como Lengua Extranjera. Círculo de Lingüística Aplicada a la Comunicación 78, 255-286, http://webs.ucm.es/info/circulo/78/sanchez.pdf.

Referencias
Berk, R. A. (2008). Star Tech: The Net Generation! Action in Teacher Education, 29 (5–6), 131–145.

Dewaele, J.M., y MacIntyre, P. D. (2014). The two faces of Janus? Anxiety and enjoyment in the foreign language classroom. Studies in Second Language Learning and Teaching, 4 (25), 237–274.

Ferguson, R., Coughlan, T., Egelandsdal, K., Gaved, M., Herodotou, C., Hillaire, G., Jones, D., Jowers, I., Kukulska-Hulme, A., McAndrew, P., Misiejuk, K., Ness, I. J., Rienties, B., Scanlon, E., Sharples, M., Wasson, B., Weller, M. y Whitelock, D. (2019). Innovating Pedagogy 2019: Open University Innovation Report 7. Milton Keynes: The Open University.

Ferrés i Prats, J. (2014). Las pantallas y el cerebro emocional. Barcelona: Gedisa.

Goldstein, B. y Driver, P. (2015). Language Learning with Digital Video. Cambridge: Cambridge University Press.

Jenkins, H., Itō, M. y Boyd, D. (2015). Participatory Culture in a Networked Era: A Conversation on Youth, Learning, Commerce, and Politics. Cambridge: Polity Press.

Mora Teruel, F. (2014). Neuroeducación. Solo se puede aprender aquello que se ama. Madrid: Alianza Editorial.

Vernallis, C. (2008). Music video , songs , sound : experience , technique and emotion in Eternal Sunshine of the Spotless Mind. Screen, 49 (3), 277–297.

Share!

Profesora en la Universidad Comenius de Bratislava (Eslovaquia) y en el Instituto Cervantes. Licenciada en Periodismo y con diversos posgrados en el campo de la Comunicación, la Pedagogía, la Traducción y la Interpretación. Tiene una larga experiencia como verificadora lingüística, traductora e intérprete. También es examinadora DELE de todos los niveles. Actualmente realiza su Doctorado en Lenguas y Culturas en la Universidad de Huelva. Sus líneas de investigación se centran en la dimensión afectiva, la interculturalidad y en el uso del audiovisual en clase de L2/LE.