El curso masivo online del INTEF NEUROEDUCACIÓN: EMOCIÓN, MEMORIA y APRENDIZAJE surge de nuestra investigación sobre la influencia de los factores afectivos en el aprendizaje y la enseñanza de idiomas. La parte central de nuestros estudios se basa en la creencia de que la clave del éxito en un modelo educativo reside en la importancia que se le confiera a lo que ocurre “dentro de y entre las personas que están en el aula” (Stevick, 1984). Asumimos así el rol principal que ocupa la educación emocional y la atención a los factores afectivos durante el proceso de enseñar y de aprender (Foncubierta y Arnold, 2019). En este sentido, la sigla #NeuroEducaMooc nos brinda la oportunidad de emprender la puesta en práctica de un curso en línea basado en los principios de conocimiento en red. El sistema abierto del MOOC, orientado hacia un modelo conectivista de aprendizaje, nos permitirá observar, analizar, desentrañar y construir colaborativamente un conjunto de estrategias de enseñanza y de recursos apoyados en conocimientos generados por la neurociencia, la educación y la psicología. 

network-4051664__480

Una de las principales contribuciones que esperamos hacer en #NeuroEducaMooc es el reconocimiento del rol que desempeña la emoción en las etapas de procesamiento de la información y su almacenaje en la memoria tal como evidencian los estudios de neurociencias. Para la neuroeducación, este hallazgo tiende un puente entre el aprendizaje y la emoción. Una asociación que tradicionalmente ha convivido en un casi permanente divorcio en la tradición educativa más racionalista. Hoy sabemos que la emoción se sitúa en la base central de nuestro potencial cognitivo, porque no aprendemos almacenando datos fríamente como lo haría una máquina. En nuestra manera de procesar la información, los recuerdos y la emoción van de la mano.

En la antigua Roma se pensaba que el corazón era el órgano responsable de nuestra memoria. Algo, que siglos más tarde, en cierta manera, ha sido corroborado por la neurociencia. Como seres emocionales que somos, la información que nos llega a través de los sentidos no va directamente a la corteza cerebral sin pasar antes por el sistema límbico, allí los estímulos son evaluados en primer lugar por la amígdala, situada en lóbulo temporal medial del cerebro. Desde la neurobiología se muestra además cómo las tareas motivadoras han de ser novedosas pero familiares, atractivas pero adecuadas a metas o a necesidades. Se afirma también que ha de propiciarse el que el alumnado se sienta capaz de afrontarlas, y que esas tareas han de respetar normas sociales y culturales (Schumann et al., 2014). La emoción realiza una función importante en nuestra memoria. Es cierto que el cerebro necesita iteración y creación de hábitos, pero la gestión de emociones positivas en los entornos educativos contribuye a que el aprendizaje sea más intenso y eficaz (Fonseca y Herrero, 2016).

El cerebro es emocional pero también es constante buscador de significado. La búsqueda de significado se relaciona con el aprendizaje experiencial (Fernández Corbacho, 2014) ya que ocurre a través de patrones donde se incluyen los esquemas mentales y las categorías tanto innatas como adquiridas. El cerebro necesita registrar automáticamente lo familiar mientras simultáneamente busca y responde a los estímulos novedosos. La enseñanza realmente eficaz da a los estudiantes la oportunidad de formular sus propias pautas de entendimiento.

El cerebro es curioso. La creatividad y los retos, las ideas nuevas, hacen que la mente sea más activa. Los docentes podemos facilitar y crear un ecosistema rico en estímulos para captar la atención del alumnado y mejorar sus capacidades a través de un aprendizaje más experiencial. El docente con este rol de facilitador del aprendizaje de lenguas extranjeras domina la lengua que enseña, conoce bien sus estructuras y su léxico, conoce además las técnicas de enseñanza más eficaces, pero además controla factores afectivos o emocionales y mitiga así las emociones que bloquean.  Entre esas emociones negativas se sitúa la ansiedad lingüística y la baja autoestima (Rubio, 2007) que interrumpen o producen actitudes y conductas de aprendizaje disruptivas.

Finalmente, desde las neurociencias se muestra también que somos seres sociales que necesitamos desarrollar una buena capacidad de interacción. El aprendizaje se vuelve más eficaz en un entorno amigable (Arnold y Fonseca, 2017), con actividades de aprendizaje basadas en el andamiaje, en el aprendizaje cooperativo y en la interacción social.

Con este MOOC (#NeuroEducaMooc) queremos contribuir a que los participantes diseñen tareas motivadoras para el aprendizaje, tareas que desafíen al cerebro sin adormecerlo con sobrecarga.  

Si deseas colaborar con nosotros en este empeño, puedes inscribirte hasta el 2 de abril 2019

http://enlinea.intef.es/courses/course-v1:MOOC-INTEF+NeuroEducaMooc+2018_ED1/about

Referencias:

Arnold, J. y Foncubierta, J.M. 2019. La atención a los factores afectivos en la enseñanza de ELE, Madrid: Edinumen

Arnold, J. y Fonseca-Mora, M.C. 2017. Autonomy and Affect in Language Learning: a dynamic relationship. En M. Jiménez Raya, J. J. Martos Ramos, & M. G. Tassinari (Eds.), Learner and Teacher Autonomy in Higher Education: Perspectives from Modern Language Teaching. Bern: Peter Lang

Fernández-Corbacho, A. 2014. Aprender una segunda lengua desde un enfoque comunicativo experiencial. Programa de Desarrollo Profesional.

Fonseca-Mora,M.C. y Machancoses, F.H. 2016.Music and language learning: emotions and engaging memory pathways. En MacIntyre, T. Gregersen y Sarah Mercer (eds.) Positive Psychology In Second Language Learning., MacIntyre, T. Gregersen y S.Mercer. Bristol: Multilingual Matters

Rubio-Alcalá, F. 2007.Self-esteem and foreign language learning. Newcastle: Cambridge Scholars Publishing.

Stevick, E. (1984). Memory, learning, and acquisition. Universals of second language acquisition, 23-35.

Schumann, J. H., Crowell, S. E., Jones, N. E., Lee, N., & Schuchert, S. A. 2014. The neurobiology of learning: Perspectives from second language acquisition. NY: Routledge.

 

 

Share!